Bonito

Bonito resum

Biología y hábitat: El bonito (Sarda sarda), que en ocasiones se le denomina bonito del sur para diferenciarlo del bonito del norte -nombre comercial del atún blanco (Thunnus alalunga)-, forma parte de un grupo de túnidos denominado genéricamente “atunes pequeños”.

Su cuerpo es alargado y estrecho, posee escamas muy pequeñas que no son visibles (salvo en la parte superior del tronco), y la boca es relativamente grande. Se distingue muy bien del resto de atunes por tener el dorso de color azul verdoso con 5-11 bandas oscuras ligeramente oblicuas en los adultos y 12-16 verticales en los jóvenes. La parte inferior de los lados y el vientre son plateados. El bonito alcanza la talla máxima de 80 cm de longitud y un peso de 5 kg, pero generalmente no supera los 50 cm, ni los 2 Kg.

Es una especie que forma grandes bancos en la superficie de aguas litorales, aunque puede encontrarse hasta los 200 m de profundidad (generalmente en invierno). Realiza grandes migraciones, permaneciendo cerca de las costas en las migraciones pre y post-reproductoras. Se alimenta de pequeños peces azules, como sardinas, boquerones, caballas, etc.

Los individuos jóvenes tienen un rápido crecimiento inicial, y alcanzan la madurez sexual entre el primer y segundo año de edad, cuando miden cerca de 40 cm de largo. La época de reproducción varía en función de la zona, en el Mediterráneo tiene lugar generalmente de mayo a julio, y en el Atlántico Oriental de diciembre hasta junio.

Distribución: Está presente en las aguas cálidas y templadas de ambos lados del Océano Atlántico. En el Atlántico Oriental se distribuye desde Noruega hasta Sudáfrica, incluyendo el Mar Mediterráneo y Mar Negro.

Pesca: Dentro del grupo de “atunes pequeños”, existen en aguas del Atlántico y Mediterráneo unas 14 especies de túnidos diferentes, pero sólo 5 representan el 81% en peso de las capturas registradas. El bonito es una de las especies más capturadas, y en el Mediterráneo es un recurso especialmente importante en la socio-economía de numerosos países y comunidades pesqueras.

En España, el bonito forma parte importante de la flota litoral de cerco y la flota artesanal, que lo captura fundamentalmente con trampas como las morunas, redes de enmalle, trasmallos, palangre de superficie o líneas de mano, y en Andalucía es captura de las últimas almadrabas. A su vez, el bonito es especie objetivo y accidental de pesquerías industriales de cerco y arrastre pelágico, y como la mayoría de túnidos, es también objeto de pesca deportiva.

Comercialización: Se comercializa fresco (normalmente entero), congelado (entero, eviscerado y sin cabeza o en trozos), así como en conserva y semiconserva.

Posibles confusiones: El bonito puede confundirse con especies similares, como por ejemplo la caballa, el estornino o el atún listado. De hecho, en ocasiones el atún listado (Katsuwonus pelamis) se vende bajo el nombre de bonito.

Impactos y amenazas: Debido a la falta de datos disponibles sobre las 14 especies que forman el grupo de los pequeños túnidos (donde se incluye al bonito) en aguas del Atlántico y Mediterráneo, éstos suelen tratarse conjuntamente por los organismos científicos, y entre los principales impactos destacan, la fuerte presión pesquera que reciben, la falta de información disponible sobre capturas, así como datos oficiales y series históricas que permitan el análisis de sus poblaciones.

Con respecto a la evolución de las pesquerías de pequeños túnidos, en la década de los 80s los desembarcos registrados aumentaron considerablemente, pero entre el periodo 1989-1995 disminuyeron, y desde entonces los valores han oscilado. Si se observa globalmente, la tendencia general de las capturas de pequeños túnidos en el Atlántico y Mediterráneo puede estar enmascarando el decrecimiento de las capturas de especies individuales, puesto que los desembarcos anuales suelen estar dominados por una sola especie (STECF, 2012). De hecho, es probable que las fluctuaciones en el número de desembarcos registrados en los últimos años se deban, en parte, a que las capturas de pequeños túnidos no se declaran, y por tanto no aparecen en las estadísticas oficiales.

A su vez, el grupo de pequeños túnidos forma parte importante de las capturas accidentales de numerosas pesquerías, y a menudo éstas se descartan, datos que tampoco aparecen en las estadísticas oficiales. En Mauritania por ejemplo, existen pesquerías dirigidas a la pesca de túnidos (formadas únicamente por flotas industriales extranjeras, entre ellas la española), y a su vez existe una importante pesquería que los captura accidentalmente (compuesta así mismo por flotas industriales extranjeras). Según ICCAT, el 70% de las capturas accidentales realizadas por estas últimas están compuestas únicamente por bonito.

A la elevada presión pesquera que reciben estos túnidos, se debe añadir el uso de redes de deriva (arte de pesca ilegal que continua existiendo en algunas zonas), el uso generalizado de DCP por parte de la flota industrial de cerco, así como la pesca deportiva, que en algunos lugares puede llegar a ser considerable. Todos estos factores han provocado en los últimos años un aumento considerable de la mortalidad por pesca de estas especies.

Los pequeños túnidos son especies muy importantes en la socio-economía de numerosas comunidades costeras, especialmente para la pesca litoral, y además juegan un rol destacado en los ecosistemas y redes tróficas, puesto que son la presa de grandes depredadores pelágicos (atunes grandes, tiburones, peces espada, etc.) y los juveniles son a su vez presa de bonitos adultos y otros depredadores. Por todo esto, resulta imprescindible mejorar la recogida de datos y gestionar correctamente estas pesquerías en beneficio del medio ambiente y las comunidades costeras.

Estado de las poblaciones: Hay poca información disponible para poder determinar la situación del stock del bonito, y con la información disponible actualmente, ICCAT no puede realizar una evaluación precisa de sus poblaciones, circunstancia que se repite con numerosas especies de pequeños atunes.

De hecho, hay muy pocas evaluaciones realizadas a nivel regional o de manera individual sobre especies concretas de pequeños túnidos, y debido a la falta de datos, ICCAT indica que los países deben presentar cuanto antes los datos disponibles sobre estas especies. Así pues, hasta que no se mejore la información, no se podrán llevar a cabo algunos de los análisis necesarios para evaluar las poblaciones de pequeños túnidos, entre ellas las de bonito.

¿Sabías qué? El nombre de bonito se utiliza de forma común en muchos otros países y procede del español, que extendió su consumo desde el siglo XVI, ya que era una especie conservada en salazón para los viajes por mar. Su nombre proviene del término latín boniton o bonus que significa “bueno”.

Continuar leyendo Sección IV – Algunas fichas: Atún rojo.

• • • •

Para adquirir la guía y acceder a todo su contenido visita la sección Te Quiero.

Ecologistas en Acción agradece la reproducción y divulgación del contenido de este libro siempre que se cite la fuente.