Lenguado europeo

lenguado resum

Biología y hábitat: El lenguado europeo (Solea solea), más conocido con el nombre genérico de lenguado, es un pez plano, de cuerpo ovoide, comprimido y casi simétrico, que posee los dos ojos en lado derecho. En el lado ocular, su color varía del marrón grisáceo al rojizo, presentando manchas oscuras grandes y difusas, mientras que el lado ventral es blanquecino. Puede llegar a pesar 3 kg y medir hasta 70 cm, aunque la talla habitual de captura no suele sobrepasar los 30 cm.

Habita sobre fondos de arena o de fango cercanos a la costa, incluyendo lagunas costeras o esteros, desde los pocos metros hasta los 200 m de profundidad. Con la edad descienden a mayores profundidades, mientras que los jóvenes permanecen en aguas más someras y cercanas a la costa. Se alimenta por la noche de pequeños animales que como él viven en el fondo, como crustáceos, poliquetos o moluscos.

Alcanzan la madurez sexual a los 3-5 años, con tallas cercanas a los 30 cm. La reproducción suele tener lugar de enero a agosto, con un máximo durante febrero, aunque varía mucho a lo largo de su rango de distribución.

Distribución: Habita en el Atlántico nororiental, desde Escandinavia hasta Senegal, incluyendo el Mar del Norte, Báltico y Mediterráneo.

Pesca/Cultivo: Su captura se realiza principalmente mediante redes de arrastre de fondo y artes de enmalle. Cabe destacar que para el lenguado existe un trasmallo específico denominado “lenguadera”, que tiene como especie objetivo al lenguado, aunque también puede capturar pulpos, sepias, espáridos u otras especies. Así mismo, en las lagunas litorales, existe otro arte tradicional que proviene del sistema árabe de pesca llamado “encañizada”, y que consiste en unas trampas que cierran el paso. Aunque su uso parezca anecdótico, continúa utilizándose en algunas áreas, entre ellas la zona del Mar Menor en Murcia.

El lenguado también se produce en acuicultura, aunque en pocas cantidades. De hecho, la especie más cultivada no corresponde al lenguado europeo, sino al lenguado senegalés (Solea senegalensis), entre otros motivos porque éste último posee una mayor tasa de crecimiento que el europeo. A nivel nacional las principales zonas de cultivo son Andalucía, Galicia y Murcia, y se prevé un aumento de la producción de esta especie en los próximos años, debido a su amplia aceptación en el mercado.

A nivel europeo es una especie de gran importancia para la pesca, y en España es una de las especies más consumidas. Así pues, debido a la elevada demanda, aproximadamente un 70% del lenguado salvaje comercializado en España es de importación, procedente de otros países comunitarios o de las costas africanas. El resto proviene de pesca nacional, y por último una pequeña parte procede de la acuicultura nacional.

Comercialización: Se comercializa entero, fresco o congelado, aunque también lo podemos encontrar en filetes.

De hecho, el lenguado es un pescado muy apreciado por tener una carne magra y suave, y es uno de los peces planos más valorados por su sabor, motivo por el que abunda en el mercado en fresco, mientras que otras especies afines, como la platija o fletán se destinan mayoritariamente para congelados o procesados.

Valor comercial: Alto, en el lenguado salvaje, y menor en el caso del producido en acuicultura.

Posibles confusiones: El lenguado es una de las especies con la que mayor número de confusiones se producen, ya que se comercializan bajo el mismo nombre una gran cantidad de especies, en algunas ocasiones pertenecientes a la misma familia, y en otras a géneros muy distintos. Si bien es cierto que algunas confusiones se pueden producir por la similitud entre especies, especialmente dentro de las diferentes variedades de lenguado, en otros casos se trata de un verdadero fraude, puesto que se substituye el lenguado europeo por otras especies de menor valor comercial.

Estos fraudes son todavía más comunes cuando se trata de filetes, donde fletanes, platijas, acedías o sollas de muy distintos orígenes, se pueden comercializar bajo el nombre de lenguados. Pero las substituciones no acaban aquí. Se han llegado a destapar fraudes en los que se comercializaban filetes de una especie de bajo precio conocido como pez gato, como si fueran lenguado o bacalao (European Union, 2011), o incluso panga. Por lo que es necesario poder distinguir bien, al menos el aspecto de los filetes de los peces planos.

Impactos y amenazas: El lenguado es una especie sobre la que ha habido, y continúa habiendo, una fuerte presión pesquera. De hecho, la gran mayoría de sus poblaciones sufren sobre-pesca. Los TACs que se han establecido en numerosas zonas, han estado durante muchos años por encima de las recomendaciones científicas. En el Mar de Irlanda, por ejemplo, debido al pésimo estado de la población, los científicos han recomendado durante varios años consecutivos prohibir la pesca dirigida a esta especie, pero los responsables políticos han hecho caso omiso y han establecido posibilidades de pesca. Hoy en día esta población se encuentra al borde del colapso.

En otras ocasiones los objetivos de gestión no han estado bien definidos. Por eso, cualquier intento de mejorar el estado de las poblaciones se ha debilitado. Además, y como sucede con muchas otras especies, una parte considerable de las capturas podrían corresponder a lenguados inmaduros, puesto que la talla mínima establecida (20 cm en el Mediterráneo y 24 cm en el Atlántico) es inferior a la talla de primera madurez sexual estimada en 30 cm, afectando así la posibilidad de regeneración de las poblaciones, y repercutiendo finalmente en la rentabilidad económica de las pesquerías en el medio y largo plazo.

Por otro lado, como se ha visto en la ficha de la solla, la pesquería dirigida al lenguado es una de las responsables de las altas tasas de descartes de solla y bacalao en el Mar del Norte (ambas especies de gran importancia comercial y sobreexplotadas).

Con lo que respecta a la acuicultura, el lenguado se cultiva en tanques, lo que puede provocar impacto ambiental al construirse en zonas costeras. Así mismo, como sucede con el cultivo del resto de especies carnívoras tratadas en esta guía, su producción resulta insostenible, pues entra más pescado del que se produce. Con respecto a los efluentes contaminantes, por el tipo de instalaciones donde se produce el lenguado (y el rodaballo), éstas son más fáciles de controlar y depurar, pero de igual modo deben realizarse planes de seguimiento.

Estado de las poblaciones: En aguas comunitarias la inmensa mayoría de las poblaciones de lenguado están sobreexplotadas, y en algunas zonas los stocks están fuera de los límites biológicos de seguridad. Este es el caso del Mar de Irlanda, donde la población se encuentra en riesgo de colapso (ICES, 2012).

En cambio, en las zonas donde se han desarrollado planes de gestión para regular su pesca, la situación parece haber mejorado. En el Mar del Norte, por ejemplo, se han definido entre otras medidas los niveles máximos de explotación para esta especie que, junto a los planes de gestión instaurados para otros peces (solla y lenguado), han ayudado a que tras 30 años de intensa presión, la población del lenguado en el Mar de Norte no se considere actualmente sobreexplotada.

En el Golfo de Vizcaya, una de las zonas de la UE donde el lenguado ha estado más sobreexplotado (capturado principalmente por la flota de arrastre francesa), se ha establecido también un plan plurianual que pretende conseguir en primer lugar la recuperación de la biomasa reproductora por encima de las 13.000 t en 2008, para posteriormente poder asegurar una explotación sostenible del recurso. Por ahora, el STECF estima que se ha conseguido, al menos, el primer objetivo de este plan.

En las zonas del Mediterráneo donde se han llevado a cabo evaluaciones (Mar Adriático y costas egipcias), según la FAO-GFCM, las poblaciones se consideran sobreexplotadas, y se recomienda una reducción de la mortalidad por pesca superior al 40%. Del resto de zonas del Mediterráneo no se han realizado evaluaciones o faltan datos.

¿Sabías qué? El consumo de lenguado se remonta a la civilización romana. Durante este período, su nombre era “Sandalia de Júpiter”, debido a su forma aplanada, y era servido como segundo plato en las grandes Cenae, la comida más importante del día entre las familias nobles.

Continuar leyendo Sección IV – Algunas fichas: Mejillón.

• • • •

Para adquirir la guía y acceder a todo su contenido visitar: el Tenderete-Libros en Acción.

Ecologistas en Acción agradece la reproducción y divulgación del contenido de este libro siempre que se cite la fuente: Chaparro, L. 2014. Sin mala Espina, Guía de Consumo Responsable de Pescado y Marisco. Ecologistas en Acción. Ed. Libros en Acción.