ARTES DE PESCA

El arte de pesca sí influye

Los diferentes artes de pesca utilizados pueden llegar a tener impactos muy diferentes en el medio marino. Un claro ejemplo son los que genera la pesca por cada kilogramo de bogavante capturado mediante arrastre, en comparación con la pesca mediante nasas.

cuadro1

Pero si además incluimos los beneficios sociales, culturales y económicos derivados de la pesca artesanal, la balanza se decanta claramente a favor de la primera. Así pues, antes de pasar a las fichas con la descripción de cada una de las especies, es importante revisar las modalidades de pesca más comunes.

ARTES DE PESCA

Los artes de pesca generalmente se clasifican en dos categorías principales: artes pasivos (o fijos) y artes activos y móviles.

Por lo general, la captura de peces por los artes pasivos, se basa en el movimiento de la especie objetivo de manera voluntaria hacia el arte (por ejemplo cuando un pulpo entra en una nasa). Mientras que con los artes activos y móviles, la captura involucra una persecución activa y dirigida hacia la especie objetivo de la pesca (la captura de pulpo mediante arrastre).

Pero a lo largo de esta guía, será mucho más común encontrar términos cómo pesca artesanal, semi-industrial o industrial. Clasificación marcada mayoritariamente por el tamaño del arte o número de aparejos, así como por el tipo y eslora de la embarcación, lejanía de la costa, potencia del motor, etc. Aunque por norma general, los artes pasivos suelen corresponder a la pesca artesanal, mientras que los artes activos corresponden casi exclusivamente a buques industriales o semi-industriales.

Pesca artesanal: La gran mayoría de las embarcaciones españolas (77%) corresponden a la flota artesanal, que se caracteriza por usar técnicas tradicionales con poco desarrollo tecnológico, efectuar mareas menores a las 24 horas, pescar dentro de los límites del mar territorial, generalmente en zonas muy cercanas a la costa, y por tener buques de pequeño porte (inferiores a los 12 metros de eslora). Cuando la pesca se practica de una forma responsable, esta parte de la flota es la que menor impacto ambiental infringe sobre el medio, ya que produce pocos descartes, no daña el fondo marino, consume poco combustible y además genera una mayor ocupación laboral y arraigo cultural.

Los artes de pesca utilizados por la flota artesanal son en su mayoría artes pasivos, y se denominan comúnmente artes menores. Existen multitud de métodos pesqueros y artefactos, entre los más comunes destacan: las redes de enmalle (beta, trasmallo, etc.), líneas y anzuelos (líneas de mano, curricán o palangre), así como nasas y trampas.

Pesca industrial: Hasta mediados del siglo XX la pesca había sido una actividad poco industrializada, pero a partir de entonces, la sobreexplotación de los caladeros cercanos y el aumento de la demanda de pescado, dieron paso a un modelo de pesca industrializada e intensiva, caracterizada por presentar una gran inversión económica, utilizar tecnología avanzada, y perseguir un elevado volumen de capturas.

Esta categoría está básicamente formada por grandes buques de arrastre, cerco o palangre, equipados con radares y sensores que rastrean los bancos de peces, además de contener cámaras frigoríficas para conservar el pescado a bordo. Estos grandes buques industriales pueden realizar pesca de altura, cuando faenan en aguas alejadas de la costa, con mareas que pueden oscilar desde tres días a tres semanas; o pesca de gran altura, cuando permanecen varios meses en alta mar, en caladeros muy lejanos, y con barcos de gran tonelaje.

Pero debido a sus potentes motores y gran capacidad pesquera, en la categoría de flota industrial también se incluyen a los buques de arrastre de mediano porte que pescan en el litoral con mareas inferiores a las 24 horas.

Pesca semi-industrial: Esta parte de la flota se encuentra a caballo entre la pesca artesanal y la industrial. Se trata de buques de mediano porte, con una gran capacidad pesquera, potentes motores y bien equipados, pero que efectúan mareas de 24 horas. En esta categoría se incluyen los buques de cerco, diferentes redes de enmalle, y palangreros mayores a los 12 metros de eslora, y que suelen faenar cerca del litoral.

 

Artes de pesca pasivos:

Redes de enmalle

enmalle_OceanograficaExisten dos grandes grupos, las redes fijas y las redes de deriva. Las primeras, consisten básicamente en una red de finos hilos que se colocan verticalmente y se fijan en áreas donde pasan las especies que se intentan capturar. Para obtener una posición vertical de la red de enmalle en la mar, se atan flotadores en la cuerda superior y pesos en la inferior. Mientras que las redes de deriva (prohibidas en el Mediterráneo), flotan libremente con la corriente o con el buque al que están unidas, por lo general a través de las rutas migratorias de los grandes cardúmenes.

Hay numerosas variedades de enmalles: xeitos, sardinales, volantas…, así como el trasmallo descrito más abajo. Cada una de estas variedades posee unos buques específicos, con tamaños que pueden variar desde los 4 metros de eslora hasta los grandes buques Volanteiros de más de 30 metros. A su vez, las redes de enmalle se pueden poner individualmente, o en grandes conjuntos colocados a lo largo de un cabo, siendo sus dimensiones, características y posición en la columna del agua muy variables, según las condiciones de la pesca y las especies que se pretendan capturar.

¿Qué pescan? En general las redes de enmalle de fondo se usan para pescar especies demersales como el lenguado o besugo, mientras que las redes pelágicas se usan para especies como el atún, caballa, salmón, calamar o arenque.

Trasmallo

trasmallo__OceanograficaEs un tipo de red de enmalle, sin embargo, mientras que el enmalle tiene un solo paño de malla, el trasmallo tiene tres superpuestos (un paño central de malla pequeña y dos paños laterales de malla grande). Al tener redes superpuestas el pez se queda enredado o “enmallado” al intentar atravesarlas. Las características de la malla y la época de calado varían en función de las especies objetivo.

¿Qué pescan? Los trasmallos se usan para capturar una gran variedad de peces demersales, como corvinas, lenguados, langostinos o merluzas.

Nasas

nasa__OceanograficaLas nasas son cestos de mimbre, plástico, madera, u otros materiales que tienen una apertura en forma de embudo, de tal manera que el animal puede acceder al interior pero le es imposible salir. Pueden tener multitud de formas, modelos y tamaños, y en función de la especie a capturar, la carnada colocada en su interior también varía.

Las nasas suelen colocarse en el fondo, aisladas o en línea, y están conectadas por cabos a boyas en la superficie.

¿Qué pescan? Se usan mayoritariamente para capturar diferentes crustáceos como cangrejos, langostas, camarones, o bien pulpos.

Trampas

almadrabaLas trampas no suelen contener carnada, sino que capturan peces y otros organismos llevándolos hacia la trampa y eventualmente al compartimiento de captura, diseñado para mantener al pez atrapado con poca posibilidad de escape. En comparación con las nasas, las trampas usualmente son más grandes, y a menudo tienen una construcción más permanente o duradera, como por ejemplo las almadrabas.

¿Qué pescan? Se usan para capturar bacalao y salmón (Atlántico norte), atún (Mediterráneo), y numerosas especies pelágicas pequeñas, así como crustáceos.

Líneas y anzuelos

Los anzuelos son considerados los aparejos más antiguos usados para la pesca, y hoy en día se calcula que existen más de 1.000 modelos diferentes. Dentro de esta modalidad de pesca existen numerosas variables de líneas y anzuelos, siendo los métodos más utilizados el palangre y las cañas y líneas de mano.

Cañas y líneas de mano

currican_OceanograficaConsisten en un monofilamento de nylon que se usa comúnmente como sedal, con uno o varios anzuelos en el extremo con carnada (cebo), o señuelos para atraer a las especies objetivo. El sedal se puede utilizar con caña o sin ella (a mano) y los carretes pueden ser manuales o mecanizados. De hecho existen multitud de variantes, siendo algunos de los métodos de pesca más utilizados las líneas y cebo, cañas con cebo vivo, pesca al volantín, curricán o cacea.

Cuando se pesca con línea, el sedal está vertical, y se opera desde una embarcación anclada o a la deriva, usando un solo sedal o varios en los buques más grandes. En el caso del curricán o cacea, el sedal es arrastrado por una embarcación en movimiento.

¿Qué pescan? Las especies que típicamente se pescan con líneas de mano son peces demersales como el bacalao y el pargo, así como el calamar. Mientras que las cañas con cebo vivo suelen emplearse para cardúmenes de especies pelágicas, como caballa, atún listado, atún blanco, pez espada…

Palangre

palangre__OceanograficaEl palangre consiste en una línea principal larga, de la que salen a ciertos intervalos anzuelos con cebo. Dependiendo del tipo de pesquería, existen grandes variaciones en los parámetros de los artes, tales como el grosor de la línea, la distancia entre los anzuelos y el tipo de anzuelo (tamaño y forma). Así mismo, en función de la zona de la columna de agua que ocupan y las especies que deseen capturar, existen palangres de superficie (pelágico), de profundidades medias, o de fondo (demersal).

La longitud de la línea y el número de anzuelos aumenta según el tamaño de la embarcación. Las embarcaciones más pequeñas (artesanales) pueden pescar con unos cuantos cientos de anzuelos, mientras que los palangreros industriales más grandes pueden alcanzar los 100 km de longitud y utilizar hasta 50.000 anzuelos por día.

¿Qué pescan? Los palangres de superficie generalmente se usan para capturar especies como el atún, pez espada, salmón o tiburones, mientras que los palangres de fondo se usan para especies demersales o bentónicas, como pargos, besugos, abadejos, chernas o merluzas.

 

Artes de pesca móviles y activos:

Red de cerco

cerco__OceanograficaSe utiliza para capturar peces que nadan formando cardúmenes (bancos de peces), ya sea en la superficie o a media agua. Cuando la embarcación llega a un lugar donde se ha localizado el cardumen, se inicia la pesca tirando al agua uno de los extremos de la red, que acaba rodeando el banco, cercando y atrapando los peces en su interior.

Existen numerosas variantes en el arte y en el tamaño. De manera general los buques cerqueros del litoral miden unos 15 metros de eslora y poseen redes de unos 250 m, mientras que los cerqueros industriales congeladores pueden superar los 100 metros de eslora y utilizar redes de más de un kilómetro de longitud. Esto convierte estos métodos de pesca en el que mayores capturas realiza a nivel global.

¿Qué pescan? Se emplean casi exclusivamente para especies pelágicas como arenque, caballa, sardina, anchoa, jurel, túnidos, etc., ya sea en pesquerías litorales de carácter semi-industrial o grandes buques industriales en alta mar.

Arrastre

arrastre pelágico_OceanograficaEl arrastre es una modalidad de pesca industrial que consiste fundamentalmente en una red en forma de saco que se remolca desde la embarcación. A través de unos dispositivos denominados puertas y un sistema de flotadores y pesos, se consigue que la boca de la red se mantenga abierta, y atrape en su interior todo lo que encuentra durante su recorrido. La modalidad más común es el arrastre de fondo, en el que la red se remolca por el lecho marino, pero también existe el arrastre pelágico (o de media agua) que pesca a diferentes profundidades.

Existen numerosas variantes. Las dimensiones del arte varían considerablemente en función de la eslora del buque y la potencia del motor, desde unos metros de envergadura en los arrastreros del litoral, hasta las redes con capacidad de albergar 12 aviones tipo jumbo en los superarrastreros de más de 100 metros de eslora.

¿Qué pescan? El arrastre de fondo captura principalmente peces planos tales como solla y platija, así como bacalao, merluza, y diferentes especies de crustáceos. El arrastre pelágico captura especies que se encuentran en la columna del agua, como anchoa, caballa, jurel, túnidos o bacaladilla.

Continuar leyendo Sección I – Visión general de la pesca y términos básicos: Zonas de captura.

• • • •

Para adquirir la guía y acceder a todo su contenido visita la sección Te Quiero.

Ecologistas en Acción agradece la reproducción y divulgación del contenido de este libro siempre que se cite la fuente.