CONTAMINANTES EN PESCADOS Y MARISCOS

Las autoridades sanitarias aconsejan ingestas mínimas de pescado por razones de nutrición. Sin embargo, las recomendaciones de ingestas máximas por razones de toxicidad son todavía muy tímidas, y aunque no es la intención alarmar, debido a los contaminantes que pueden acumularse en algunas de las especies más populares, es importante que como consumidores estemos informados.

¡El pánico no es ninguna receta, pero debemos estar informados!

Muchos de los contaminantes que genera la actividad industrial humana acaban en el mar, ya sea por el aire, por las aguas que desembocan en él o por vertidos desde los barcos. Los más abundantes son las dioxinas, los PCBs y los metales pesados como el mercurio, arsénico, plomo y cadmio. Cuando los animales los ingieren, quedan fijados en su cuerpo (las dioxinas y PCBs en su grasa). Los organismos de la cadena trófica que sólo comen plancton ingieren los tóxicos que hay en el agua, los que se comen a estos peces o crustáceos, ingieren los del agua más los acumulados en sus presas, y así sucesivamente hasta llegar hasta nuestro organismo a través de la alimentación.

Cabe destacar que, más que los efectos agudos derivados de la presencia de estos compuestos en nuestros alimentos, la principal preocupación para la salud pública se centra en la exposición crónica a pequeñas cantidades. Esta exposición crónica está relacionada con el deterioro del sistema inmune, el sistema nervioso en desarrollo, el sistema endocrino y las funciones reproductivas.

Es importante además señalar que, debido a la alimentación y al poco movimiento que realizan, los peces de piscifactoría suelen tener más grasa, por lo que pueden acumular más tóxicos que los salvajes, pero además contienen antibióticos y otro tipo de compuestos derivados de su cultivo que no están presentes en los peces salvajes.

Por todo esto, y en base a un estudio realizado por la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria (ACSA), en la Guía se destacan algunos de los contaminantes más relevantes presentes en algunas de las especies más consumidas.

En la siguiente tabla se muestra a título indicativo algunos de los peces y mariscos con mayor presencia de un determinado tóxico: Rojo (valores elevados o muy elevados); Amarillo (intermedios); Verde (bajos o muy bajos).

Contaminacion2

Continuar leyendo Sección II – Distribución de las especies, nutrición y contaminación: ¿Es seguro comer pescado?

• • • •

En este blog solo aparecen algunas partes de la guía. Para adquirir el libro en papel y acceder a todo su contenido (10 €), visitar: el Tenderete-Libros en Acción: Sin Mala Espina.

títulopeque4

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s